miércoles, 12 de mayo de 2010

Aniceto Ortega: "El Chopin Mexicano"

Aniceto Ortega (1825-1875), nacido en Tulancingo, Hidalgo, fue médico de profesión, aficionado a la música, compositor en ratos de ocio y pianista. Ortega escribió su ópera nacionalista Guatimotzín y dos marchas, Marcha Zaragoza y Marcha Republicana, estrenadas en un concierto patrocinado por la Sociedad Filarmónica Mexicana, en 1867, al cual asistió el Presidente de la República de ese entonces, el señor Benito Juárez. El éxito de las marchas fue tal que, unos días después, se volvieron a tocar por una banda militar y una orquesta de diez pianos, tocados a cuatro manos cada uno. Además de las marchas, Ortega escribió varias piezas para piano: Vals-Jarabe, Invocación a Beethoven, Luna de miel, Viola Tricolor, vals Recuerdo de Amistad, el Canto de la Huilota, entre otras. Al estudiar medicina en París, frecuentó algunos medios musicales europeos, lo que le dio gran fama en México, llegando a ser llamado “el Chopin mexicano”. Lamentablemente, en esa época no era bien visto que un joven de buena familia fuera artista, en este caso, músico, por lo que no se sabe qué hubiera logrado de haberse dedicado al arte[1].
Referencias
[1] Velazco, J. El pianismo mexicano del siglo XIX. Anales II E50, UNAM, 1982, pp. 205-239.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada